En el andén

En el andén…

Un niñato le suelta lo q cree q son piropos a un chiquilla;  “mamacita si yo te cojo” ” no disimules que te gusta“… Blabla.

Ella lleva los cascos. Hace ver q no le oye.

Yo estoy en el otro lado.

Las ganas del ostión me pueden, pero observo.

Fulmino al chaval con la mirada (cualquier dia me la llevo,  xo q sea mañana).

Se pone rojo.

Pilla el metro.

Se va.

La chica lo mira mientras está detrás del cristal. Se rie nerviosa, parece q hace la coqueta.

La miro. Ella sabe q yo sé que disimula. Sabe q yo sé q está asustada.

Me da las gracias. Solo le sonrío.

 

Anuncios

Terapia LITERAL 


Y ahora escribo,

como si me fuera la vida, ahogo las palabras con mi ansiedad, las exprimo, les saco la punta, les borro la tinta, las desmenuzo; violo su esencia. Las someto contra el papel…pervirtiendo los versos.
Y entre párrafo y párrafo…Intento aspirar una bocanada de aire, que me permita, de nuevo, volver a empezar.
Creo que me he vuelto una torturadora de la oración. 
En el más LITERAL de los sentidos.
Y cuando no escribo, I’m lost in translation, no entiendo el lenguaje que habla mi mente ni corazón. Soy tabula rasa, vacía, perdida y sudo el mono de teclas.
Soy una addicta. Me siento borracha de tinta y cursiva.
No sé si tendría que pedir ayuda. 
¿Algún tratamiento para el dolor, para el dolor del alma ? ¿Quién te ayuda? ¿Qué pastilla dan para calmarlo?
(…) ;(!?/-“:;@
¿Y si me visto de verde?
¿Y si pintara sonrisas en el papel? ¿Y convertir las letras en notas, y escribir música, a un ritmo bestial?
Funcionaría quizás, para alejar la pena…
Quizás sería mejor que tanta humedad, con sabor a sal.
Si: mejor que lágrimas…compases.
Ahora hago música; como si me fuera la vida, ahogo la melodía con mi ansiedad…

Pero sé que sonrío de mientras

RACHEL, o el text inèdit. Fotos: Anna Falgar. 

Text 1:

Hay flores en la cuneta, tienen gotas de rocío.

Saben a sal, a lágrimas insensibles recortadas por el viento y el frío, que se escapan y vuelan libres des de detrás del manillar.

No siento el aire en las manos.

Se diría que no existo; voy borracha de velocidad.

Siento dentro la pena y la risa, y los recuerdos.

Mientras… voy envejeciendo y me despido de los que dejé atrás.

Hay flores en la cuneta, se marchitan con el sol.

Yo dibujo una cruz con tu nombre y te sé vivo y junto a mí.

Te viajo en el alma, y en el asiento de atrás y el paisaje se desdibuja, pero no tu rostro.

No hay flores en la cuneta.

Vuelvo a casa junto a tí.

 

Text 2:

Hay flores en la cuneta, tienen gotas de rocío.

Saben a lágrimas que se escapan y vuelan libres tras el manillar.

Se diría que no existo; voy borracha de velocidad.

Corro y voy envejeciendo, sin despedirme de lo que dejo atrás.

Hay flores en la cuneta, se marchitan con el sol.

Dibujo una cruz con tu nombre; te sé vivo junto a mí y te viajo agarrándome en el asiento, detrás.

Ya no hay flores en la cuneta, amor.

Vuelvo a casa. Junto a ti.

 

Text 3:

Hay flores en la cuneta, tienen gotas de rocío.

Saben a sal, a lágrimas insensibles recortadas por el viento y el frío, que se escapan y vuelan libres tras el manillar.

No siento el aire en las manos.

Se diría que no existo; voy borracha de velocidad.

Me bailan dentro la pena y la risa.

Mientras… voy envejeciendo y me despido de los que dejé atrás.

 

Hay flores en la cuneta, se marchitan con el sol.

Dibujo una cruz con tu nombre y te sé vivo junto a mí, y te viajo agarrado al asiento, detrás.

Ya no hay flores en la cuneta, amor.

Vuelvo a casa. Junto a ti.

NEREA, o una porta oberta i al fons, el mar. Fotos: Anna Falgar

 

 
Deixa la porta entreoberta, que no vull fer-te soroll.

Vindré descalça.
Just quan t´adormis amb les galtes enceses de sol i de vida, i se’t despentinin els cabells amb la remor del mar.

No caldrà que expliquis res; jo t’esbrino la mirada, i ho endolcim amb vi calent.
No tanquis la porta aquesta vesprada,

 

Ja abràs que seré jo.

2016

Del 2014 no me quise ni despedir… Me encontró durmiendo con mis dos hijos en la cama, sin mucha confianza puesta en el año que entraba. No hice las uvas. No brindé. No hablé con casi nadie.Al 2015 que llegaba, le cerré los ojos y me dormí en su cara. A veces pienso que esta chulería me ha salido un poco cara, otras sin embargo me sonrío a mi misma por esta capacidad de seguir siendo tan pasota a los 37.

2015…

Me ha tenido entre las cuerdas. Me ha hecho viajar por los quirófanos, deprisa de prisa y sin pensar mucho. 2 veces.

Me ha roto los esquemas, derramar algunas lágrimas, mantener mucho silencio (a pesar de las ganas inmensas de gritar) y declarar un golpe de estado a mi cuerpo, y prohibirle, censurarle, (suplicarle) que los resultados de la segunda vez no salieran otra vez mal.

Ha conseguido que me enamorara perdidamente (otra vez) de por vida: Gael me tiene atrapada.

Me ha hecho tener tripita, y reirme contenta, deconstruirme y caerme de la higuera.

Estar a punto de no tener autoestima, y de querer huir.

Me ha enseñado a reconstruirme luego…

A aceptar que estoy muy sola y ” no passa res”.

A volver a escribir…

A saberme Íntegra.

A tener proyectos e inventar rincones hermosos.

A no querer mal a los que no me quieren ( o ya no quiero).

A decir ADIÓS.

No ha sido un mal año, creo.

Pero por si a caso… Solo por si a caso… Mañana no me duermo.

Feliz 2016… gente maravillosa!!!

Escribir a Sergi


Necesito escribirte, sola, porque todo lo que me rodea hoy, me lleva a tí…

Necesito hablarte, sola, porqué mi mundo de ahora no te conoce y no encuentro apoyos, ni a quien preguntar…No tengo a quien llorar. De algún modo me acerco, y me parezco más a tí. Nadie te cogió de la mano, ese 7 de febrero? ¿Ni mientras tomabas una pastilla más, una pastilla más… Otra pastilla.. Y luego otra…?
Bajo un cielo gris, y un frío extranjero… Qué soledad. ¿En que pensaste en tus últimos momentos? ¿Le escribiste a alguien? Te robó la pena el aire…La pena te robó el suspiro último, y tu último adiós.
Dijiste que volvías… Nadie supo, nadie sabrá si encontraste el camino. ¿Hacia dónde?
Sólo nos dejas preguntas. Y dos semanas más tarde, ¿Yo que hago con todo esto? ¿Y cómo convivo con esta pena? ¿Cómo podría crear algo bonito con tantos tonos de azul?
Hoy te noto a mi lado. Si lo cuento en el trabajo empezaran a sospechar. Yo y mis cosas, mis percepciones. Ya empiezo. No está bien.

No te recordaba aunque te sabía vivo. Ahora te siento y sé que no lo estás.

Paseo por la casa y sé que me sigues. Noto que te da verguenza, pero tambien que quieres quedarte, y te tendré que volver a echar. Como la otra vez, antes de que me lleves contigo.
¿Qué sentiste, en el último instante…? ¿Te acordaste de mí? ¿De mi miedo a que te fueras? ¿Te llegó? ¿Sentiste alivio al encontrar el camino? ¿Te asustaste cuando ya no había vuelta atrás? ¿Te dolió, como me duele a mi el alma?
Necesito escribirte. Necesito invitarte a ir, de nuevo. Y hacerlo bonito. Necesito empezar a escribir el duelo. A escribir el adiós.

Escribir a Sergi.